Insider

Entendiendo la revolución digital

2 marzo, 2014
Social media communication concept

Resulta que la revolución digital no era algo meramente tecnológico. Resulta que vivimos una auténtica y profunda transformación que, simplemente, se apoya en la tecnología para afianzarse y agilizar el proceso.

Y resulta también que esto nos afecta, y mucho, en todas nuestras facetas como seres humanos. Nos guste o no.

A nivel personal, esta mega revolución nos ha permitido afianzar y ampliar nuestras relaciones. Más allá de algunos tópicos, como que las redes sociales sustituyen las cañas con los amigos, cosa que no comparto, el entorno 2.0 ha ampliado y organizado nuestro espectro de contactos. Claro que seguimos quedando con amigos a cenar o ver el fútbol.

Pero, además, estamos en contacto con gente que, de otra forma, sería poco menos que imposible. Todos, en mayor o menor medida, nos hemos vuelto más abiertos, compartimos más. Incluso ahora volvemos, en cierto modo, a las buenas costumbres del pasado: compartimos coche, compartimos casa, intercambiamos ropa… Pero, eso sí, de forma más organizada y con mucho mayor alcance.

Profesionalmente ha supuesto un cambio espectacular. Algunos se han sabido adaptar, incluso se han anticipado y llevan ventaja. Otros intentan digerir este proceso y van un poco al rebufo. Y otros, lamentablemente, siguen cuestionando si todo esto no será una moda… sin ver que, mientras, el tren cada vez está más lejos.

Ya no hay fronteras, ni apenas barreras. Podemos trabajar desde cualquier espacio, remotamente, para cualquier persona o empresa. El trabajo no es un lugar, una oficina o un despacho, sino una actividad. Podemos acceder al talento, allá donde esté.

Cuando P&G se dio cuenta que, por cada investigador que tenía en plantilla, había al menos 200 científicos en cualquier parte del planeta que eran, al menos, tan buenos como los suyos, se dio cuenta que estaba desaprovechando el talento de unos más de un millón y medio de personas. Hoy, más del 50% de su I+D procede de la colaboración externa.

Si no es una moda, si ha venido para quedarse, ¿por qué no sacar provecho de esta transformación? Muchos ya lo han hecho.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply