Insider

La pregunta no es ¿dónde trabajas? sino ¿desde dónde trabajas?

13 junio, 2014
compartir oficina

Hasta ahora, si decidíamos emprender nuestro propio negocio o ser autónomos, teníamos una gran disyuntiva: trabajar desde casa o alquilar una oficina. Difícil elección, basada principalmente en factores económicos y adereza generosamente con la dichosa incertidumbre.

Si elegíamos trabajar desde casa nos enfrentábamos a algunas ventajas y a no pocas desventajas pero, en muchas ocasiones, simplemente no había elección. “Si tenemos que ver a un cliente importante, siempre podemos quedar en un hotel. No es lo mejor, pero no hay otra opción”

Si elegíamos alquilar una oficina, más que cumplir nuestras expectativas reales lo que buscábamos era algo que encajara de una forma más o menos razonable en cuanto a precio. O, por decirlo de otra manera, el dinero casi siempre era el factor decisivo.

Esto implicaba renunciar a otro tipo de elementos realmente críticos en cualquier trabajo, como son la ubicación, los accesos, la distribución, el equipamiento, los servicios cercanos, etc. Asumiendo, además, un riesgo considerable al tener que incurrir en alquileres de largo plazo sin saber realmente cómo nos iban a ir las cosas los próximos meses. Eso sí, una cosa se tachaba de la lista de incertidumbres: nos fuera como nos fuera, el día 1 tendríamos que pagar el alquiler.

Pero incluso más complicado era en los casos de profesionales que necesitaban de unos requerimientos concretos para llevar a cabo su labor: sanitarios, arquitectos, artistas, ingenieros…

Cómo enfrentarme al desembolso de montar un espacio de trabajo adecuado cuando estoy empezando?

¿Tiene sentido que invierta una gran cantidad de dinero en adecuar una clínica si aún no tengo pacientes? Pero, ¿cómo voy a tenerlos si no tengo una consulta para atenderlos?

¿Puedo ofrecer mis servicios como arquitecto si no tengo un estudio donde trabajar? ¿Cómo voy a promocionar mis servicios de estética, si no tengo donde realizarlos?

Y aquí es donde nace Spacebee: acortando la distancia entre lo que los profesionales necesitan y la oferta del mercado.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply