Insider

¿Por qué la economía colaborativa crece un 25% anualmente?

12 marzo, 2015
economia colaborativa

Según un reciente estudio de Nielsen, el 53% de los españoles estarían dispuestos a compartir o alquilar bienes en el marco de la economía colaborativa, nueve puntos por encima de la media europea. También pone de manifiesto algo aparentemente obvio: en países donde la recesión ha sido más profunda, como Portugal o Grecia esos porcentajes son aún mayores (60% y 61% respectivamente)

El paso de la cultura de acumular y poseer a la de compartir los recursos está suponiendo un auténtico vuelco en la sociedad actual. Hay quienes están sobradamente preparados (los ciudadanos, en general) y hay quienes no (las instituciones con intereses en la economía del consumo). Y, en el medio, las caras de sorpresa de quienes infravaloraron el movimiento, de quienes pensaron que era una moda pasajera, y ahora se topan con una realidad imparable.

economía colaborativa

El sentido común, habitualmente aludido como el menos común de los sentidos, aflora con fuerza. No importa si es fruto de la necesidad -la crisis ha producido un importante cambio en la mentalidad en las personas- o de la evolución natural, lo cierto es que parece que evolucionamos hacia un sistema más sensato, más racional, en el que la posesión, por fin, empieza a estar mal vista.

Años educándonos en la cultura de poseer, de acumular, han desestabilizado el sistema. Pero hemos sido convenientemente educados así. De manera que es necesario contextualizar para tener una idea más clara de lo que estamos hablando: cuando leemos que solo en EEUU hay más de 80 millones de taladros y que el uso que se les da es de una media de 13 minutos es cuando nos damos cuenta realmente del problema. ¿Qué necesidad hay de tener un taladro en casa? Ninguna.

En 2013, la economía colaborativa generó a los consumidores 3.500 millones de dólares, lo que supone más de un 25% de crecimiento respecto al año anterior. Por otro lado, entre las compañías que crecieron más del 50% cada año entre 2008 y 2012 destacan Facebook, Twitter, Spotify, Couchsufring, Wikipedia, Airbnb o Ebay. En palabras de Javier Creus, experto en la materia y fundador de Ideas For Change, “el crecimiento de las firmas “tiene mucho que ver con su posicionamiento en internet y con la economía colaborativa y abierta”.

Iniciativas en el ámbito del crowdfunding para la búsqueda de financiación, crowdsourcing para la externalización de tareas a grupos de personas o de P2P lending para gestionar los préstamos entre particulares están cambiando el panorama social y económico.

Actualmente, el alquiler del espacio de trabajo es uno de los mayores gastos a los que se enfrenta un emprendedor. Compartiendo, la renta puede reducirse hasta un 52%. Desde Spacebee queremos aportar nuestro granito, poniendo en contacto empresas que tienen espacios que no utilizan todo el tiempo con profesionales que los necesitan de forma puntual. Así las primeras rentabilizan sus espacios y los segundos pagan solo por lo que realmente necesitan.

Fuentes: Adigital, Nielsen, Jeremiah Owyang, TicBeat

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply